BENIDORM.- Sigue adelante el programa para prevenir el abuso sexual infantil

A través del juego, se les hace llegar a los menores el mensaje para reconocer y protegerse de los maltratos y abusos”

El impulsor de la iniciativa, Justo López, afirmó que “uno de cada cinco niños en Europa es víctima, de alguna forma, de violencia sexual

Benidorm esta desarrolla en catorce colegios desde el pasado mes de septiembre, un proyecto del Consejo de Europa, pionero en la Comunitat, que tiene como finalidad la prevención del abuso sexual infantil y que va dirigido a niños de entre 4 y 7 años. El programa, dirigido también a educadores, maestros y padres, consiste en una guía, escrita en forma de cuento, que bajo el título de “La regla de Kiko” enseña a los niños “a protegerse de este tipo de abusos”, ha detallado López.
Según el Consejo de Europa, el abuso sexual infantil es una realidad más frecuente de lo que se piensa. “Se calcula que uno de cada cinco niños en Europa es víctima, de alguna forma, de violencia sexual”, ha informado a Efe el impulsor del programa en este municipio, Justo López.
“La regla de Kiko” muestra conceptos como que “el cuerpo es del niño, las buenas y malas formas de tocar, los secretos buenos y malos o que la prevención y la protección son responsabilidad del adulto”.
López ha señalado que se explica a los niños “dónde otras personas no pueden tratar de tocarles, cómo reaccionar y a quién pedir ayuda”.leonor canalejas
También se incide en que “entre el 70 y 80 % de los casos la víctima conoce al autor, que suele ser un adulto”.

OBJETIVOS

El objetivo del proyecto es “sensibilizar ante los casos de maltrato y abusos, prevenirlos” y dotar a los menores de herramientas para “eliminar el miedo y la situación de indefensión en la que puedan verse envueltos”, ha especificado López.
La iniciativa, según han concretado, es llegar a unos 2.500 niños en Benidorm antes de finalizar el próximo mes de febrero, con su implantación en todos los centros de Primaria de la localidad.
.La metodología consistió, en una charla inicial en el centro escolar a padres y profesores para anticipar los contenidos del programa.
Posteriormente, en cada colegio se imparten cinco sesiones por clase “en las que, a través del juego, se les hace llegar a los menores el mensaje para reconocer y protegerse de los maltratos y abusos”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario