OPINION.- De los errores del pasado se pagan, y en política más

José Antonio Morán
Secretario de Cultura del PSOE de Benidorm

Dicen que los errores del pasado se pagan, y en política más. ¿Pero quién los paga? En 2006 el Ayuntamiento de Benidorm, en manos del PP, mismo partido que gobierna la Comunidad Valenciana desde 1995, cometió un “error” a la hora de ceder parte del suelo municipal del Centro Cultural de Benidorm. El ayuntamiento cedió el suelo, y además “contrajo” el compromiso de pagar el IVA del suelo de lo que debía ser “la obra más emblemática de Benidorm” según palabras del vicepresidente segundo del Consell, el popular Gerardo Camps (el mismo que declaró que en 2011 el Centro estaría terminado). La existencia de esta disposición sobre la cesión del suelo ha hecho que la Agencia Tributaria, “Hacienda”, reclame al Ayuntamiento de Benidorm alrededor de 235.000 euros.

El actual gobierno local se encuentra ahora en una difícil tesitura, ya que el impago de esta cantidad podría dar lugar a que la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (empresa dependiente de la Generalitat) se desentienda del proyecto y entregue el Centro Cultural en su actual calamitoso y abandonado estado al Ayuntamiento de Benidorm, debiéndose hacer cargo éste de la finalización de la construcción y acondicionamiento del mismo, lo que se calcula costaría a las arcas públicas de Benidorm alrededor de 20 millones de euros.

Desde la Secretaría de Cultura y Patrimonio del PSOE de Benidorm, sospechamos que lo que se pretende por parte de la Generalitat, es aprovechar la coyuntura e intentar eludir su compromiso y responsabilidad de finalizar la construcción del Centro Cultural de Benidorm. En otras palabras, la SPTCV parece que quiere quitarse “el muerto de encima” y pasárselo a todos los benidormenses, haciendo que todos nosotros paguemos la colosal obra que empezó con un presupuesto estimado de 9,6 millones de euros y cuyo coste final se prevé alcance los 48 millones de euros.

Es por ello, que desde el PSOE de Benidorm exigimos a la SPTCV, entidad dependiente de la Generalitat, que deje las posibles argucias y cumpla sus obligaciones con Benidorm y sus ciudadanos, y que finalice el edificio tal y como se comprometió a hacerlo.

Desgraciadamente, mucho nos tememos siendo realistas, que los benidormenses, vecinos de la comarca y visitantes de Benidorm tendremos que esperar mucho para ver el edificio terminado y la promesa cumplida, ya que la penosa situación en la que se halla la Comunidad Valenciana no nos hace ser muy optimistas. La mala gestión llevada a cabo por el gobierno autonómico en los últimos años, ha hecho de la Comunidad, la región española más endeudada en términos relativos (con un 35,7 % de su PIB), y la segunda en términos absolutos, con casi 35.000 millones de euros de deuda.

Desde el PSOE de Benidorm manifestamos que no estamos dispuestos a aceptar que la Generalitat exima sus responsabilidades y los contratos contraídos con Benidorm, e intente hacer a los ciudadanos de Benidorm pagadores directos o indirectos de su nefasta gestión, por lo que nos mantendremos firmes a la hora de evitar que sobre los hombros de los benidormenses recaiga el peso de esta “emblemática construcción”, ya que bastante tenemos los ciudadanos con aguantar y tolerar con convivir día a día, con esa ingente masa inacabada de hormigón y metal, que afea una de las principales arterias de nuestra bella ciudad.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario