OPINION.- Natalia Guijarro cae por “Amor”

Las primarias que han tenido lugar este fin de semana en el seno del Partido Socialista de Benidorm, han dejado al capitán del boque insignia del Grupo de Gobierno en los últimos meses, la edil de Hacienda, Natalia Guijarro fuera de la tripulación para la próxima elecciones municipales del 24 de mayo.
Natalia Guijarro, sin duda alguna con su forma de ser (es una persona fría en apariencias) ha trabajado muy duro para poder reducir la deuda municipal en más de 50 millones, y quien sabe, si no hubiera tenido que pagar los “caprichos” de Escena Urbana, a los mejor nos podríamos haber sorprendido mucho más.
En la noche del sábado, los alrededores de la calle Gardenia, era de muchos grupos, comentando los resultados, y hay quien indicaba que Natalia, estaba pagando los desplantes que había realizado a la edil Liberal y socia de gobierno hasta hace unas semana. Otros indicaban que el candidato incluso podía haber pactado ya con ella para otro posible pacto.
Lo que no es lógico, que si hablas con los que tenían derecho a votos, todos indicaban que  habían votado a Natalia Guijarro, y las cuentas no nos salen, pues si fuera así, tendría que haber conseguido tantos, o más que Cristina Escoda, al no ser que las cruces, al entrar en las urnas, por algún truco de magia se desplazaban hacia otras casillas.
Este sistema de “laboratorio” como se había denominado este sistema de elección, puede ser la más democrática, porque los afiliados son los que votan y confeccionan la lista, pero no la más eficaz, y el amiguismo, las familias o la antipatía hacia una persona pueden dejar a personas con mucha valía y demostrada fuera de la misma.
Ahora, desde la agrupación de Benidorm, se ha dicho lo que se quiere, pero quien realmente vota es el pueblo, y aunque el miércoles se ratifique las mismas, no hay que olvidar, que la última palabra y la posición de salida lo tiene que aprobarla Valencia, y todo puede ocurrir, ya que todos los partidos se juegan mucho el 24 de mayo.

José Luis Sotorres

Sé el primero en comentar

Deja un comentario