ALTEA.- El alcalde y el delegado del gobierno visitan las obras de rehabilitación de la fachada litoral de Altea

Jaume Llinares: ‘’Altea necesita recuperar sus playas y, en ese sentido, seguiremos pidiendo inversiones con el fin de conseguir acometer el proyecto inicial de reforma y rehabilitación de la fachada litoral de Altea hasta el puerto”

El alcalde de Altea, Jaume Llinares y el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, han visitado las obras de la fachada litoral de Altea, el llamado ”Proyecto reformado de rehabilitación medioambiental de la fachada costera del casco urbano de Altea”, para la habilitación de la playa artificial que proteja el núcleo urbano en la zona conocida como ”el Charco”. A la visita también se han sumado los concejales del equipo de gobierno, así como la jefa del Servicio Provincial de Costas, Rosa de los Ríos, que ha sido la responsable de explicar la evolución de la obra mediante un panel informativo ubicado en el paseo marítimo de Altea.

Tanto el alcalde como el delegado del gobierno se han mostrado muy satisfechos por la evolución de la obra, que comenzó el pasado septiembre, y que está prevista esté finalizada el próximo mes de septiembre. En este sentido, Juan Carlos Moragues ha calificado esta obra como ”la mayor infraestructura que está realizándose en estos momentos en toda la Comunidad Valenciana”, con un presupuesto de 4.664.474,94 euros.

Jaume Llinares, ha destacado la importancia que estas obras e inversiones tienen para Altea, ”que son básicas para el mantenimiento de la calidad de las playas de la localidad, un espacio del que disfrutarán los alteanos y todos los que nos visitan” , y ha agradecido el esfuerzo económico del Ministerio de Medio Ambiente en esta actuación. Llinares ha aprovechado la presencia del delegado del gobierno, para pedir la finalización del proyecto inicial de reforma y rehabilitación de la fachada litoral de Altea completo. ‘’Altea necesita recuperar sus playas para potenciar el entorno turístico de calidad que queremos que sea nuestro pueblo”, indicaba el alcalde.

El proyecto abarca tanto actuaciones marítimas para la supresión del “Charco”, como otras de carácter terrestre que tienen por objeto la continuidad del itinerario peatonal y la accesibilidad. En el primer caso se construirán dos diques con 54,068 TM de escollera, se dragarán 60.000 m3 de arenas y fangos y se creará la nueva playa con el vertido de 104.057 m3 de canto rodado. Por su parte, las actuaciones terrestres contemplan la construcción de cuatro accesos a la playa desde el paseo marítimo, la conexión del paseo marítimo con la desembocadura del río Algar con un nuevo paseo peatonal de 291 metros y el acondicionamiento de la plaza en el extremo suroeste del ”Charco” para adaptarla a la nueva configuración de la playa.

Esta actuación dará solución al problema medioambiental de olores y mosquitos que hay en esta zona. Además, el proyecto tiene especialmente en cuenta la regeneración medioambiental y, en este punto, han hecho hincapié tanto el alcalde como el delegado del gobierno. Se hará un seguimiento de la pradera de Posidonia Ocenánica así como un control de la turbidez generada por las obras marítimas y también se instalarán pantallas anti turbidez.

Deja un comentario