BENIDORM.- Se mejora el tránsito peatonal en los itinerarios escolares con actuaciones en la calle Nicaragua y Azucenas

Ensanchamiento de aceras, carriles más estrechos, reductores de velocidad, implantación de Zona 10 y luces semafóricas en el suelo son algunas de las medidas adoptadas

El Ayuntamiento de Benidorm ha iniciado una nueva intervención en la campaña de mejora de los itinerarios escolares de la ciudad, cuyo objetivo es conseguir que dichos itinerarios sean “seguros, accesibles y cómodos”, según ha explicado el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate. Esta campaña se enmarca dentro de la Semana Europea de la Movilidad.
La actuación se ubica en la calle Nicaragua, a la altura del colegio público Miguel Hernández y consiste en el ensanchamiento de aceras de acuerdo a la normativa de accesibilidad, así como la adaptación de los pasos de peatones a la misma. Una medida, la de la ampliación de aceras, que había sido solicitada por la comunidad educativa para incrementar la seguridad de los alumnos del centro.
Igualmente, ha precisado el edil, “se han adoptado otras medidas para calmar el tráfico en la zona como han sido el estrechamiento de carriles y la colocación de algunos reductores de velocidad”.
De igual modo, también se intervendrá en la calle Azucenas, que se convertirá en una vía de plataforma única, con carácter peatonal, en la que se cambiará en pavimento de las aceras y el asfalto de la calzada. “En esta calle queremos darle protagonismo al peatón, como ya hemos hecho en muchas otras de la ciudad, y solo tendrán acceso a la misma los propietarios de los vados” ha señalado González de Zárate, que ha precisado que esta vía tendrá la consideración de Zona 10, es decir, que la velocidad máxima será de 10 km/h.
También se han ejecutado algunas obras complementarias a estas para mejorar la movilidad, como es el caso de la rotonda que se ha creado en la confluencia de las calles Nicaragua, Ricardo Bayona y avenida de Cuba “para calmar el tráfico que llega de la avenida Vicente Pérez Devesa, sobre todo ahora con los desvíos por las obras en la avenida Beniardá”.
Al igual que en la calle Azucenas, el tramo de la calle Nicaragua que recae sobre el colegio Miguel Hernández será también Zona 10 y el resto de la calle tendrá la consideración de Zona 20. “También los dos pasos de peatones que hay a la salida del colegio estarán sobre elevados y se instalarán luces semafóricas en el suelo como refuerzo para dar más protección al peatón” ha señalado el concejal.
La actuación en la calle Nicaragua estará finalizada en dos semanas aproximadamente y, una vez finalizada, se dará inicio a la intervención en la calle Azucenas.

Deja un comentario