LA VILA.- Patrimonio Histórico inaugura el panel explicativo del antiguo ‘Carrer la Bomba’ en el Casco Antiguo

En este lugar hubo un importante pozo que abasteció a la ciudad durante dos siglos

Villajoyosa ha inaugurado esta mañana el panel explicativo ubicado en el que era el arrabal De la Bomba en el Casco Antiguo, en ese punto hubo durante dos siglos un importante pozo que abasteció a Villajoyosa y que le dio nombre a la calle, ‘Carrer la Bomba’, una denominación perdida con el paso de los años y que se rememora con esta nueva placa. La concejala de Patrimonio Histórico, Mª Ángeles Gualde, y el alcalde de Villajoyosa, Andreu Verdú, han asistido a este acto junto a otros miembros de la Corporación Municipal y vecinos de la zona. Esta acción se enmarca dentro del proyecto de panelería interpretativa de los monumentos de la Vila.

La Concejalía de Patrimonio Histórico, desde el Archivo Municipal y Vilamuseu, han supervisado la fabricación e instalación de este panel, que fija en las calles la memoria de un pozo ya desaparecido hace tiempo, pero que fue vital para la ciudad durante más de dos siglos, y que sigue fresco en la memoria de los vecinos. Este panel se ha realizado, precisamente, a instancias de los propios vecinos del barrio. El ceramista de Manises Leopoldo Mora ha sido el autor del panel fabricado en azulejos en el que realizado un dibujo sobre la única fotografía antigua de la bomba manual que ocupaba el lugar y que se encontraba muy deteriorada. Gracias a la labor de limpieza de la imagen con sus contrastes y defectos, se ha llegado a un resultado que permite distinguir bien cómo era la calle y la fuente hace un siglo.

La antigua Senia o Noria del Mar aparece ya en textos de comienzos del siglo XVIII. En esta fecha, al decaer el peligro de los ataques corsarios, La Vila se desarrolló fuera de sus murallas, y nacieron los arrabales. A levante de la costera de la Mar surgió el arrabal de San Agustín, también conocido más tarde como De la Bomba.

Antiguamente había una noria de madera que aprovechaba una capa freática muy próxima a la playa, y justo frente a la Fonda, o fondeadero histórico, que sirvió de puerto marítimo al menos desde época fenicia, hace 2700 años hasta la puesta en marcha del nuevo puerto en los años 30 del siglo XX. De hecho, esta agua era especialmente importante porque se utilizaba no solo para consumo sino también para la aguada de las embarcaciones, es decir, para que cargaran agua para el viaje, por lo que era un factor muy importante del funcionamiento del puerto. Esa noria se sustituyó más adelante con una bomba manual accionada por una palanca, que se protegió bajo una caseta con tejado y que arrojaba el agua a una pila.

“El proyecto de panelería de los monumentos de La Vila es una importante labor que contribuye al conocimiento del vecino y el forastero de nuestros más emblemáticos lugares. El pozo que durante años fue crucial para la vida de los vileros es un lugar que todos debemos recordar, y a pesar de ya no encontrarse no podíamos dejar de poner su panel para señalar el lugar en el que siglos abasteció de agua a la población” ha comentado Mª Ángeles Gualde, concejala de Patrimonio Histórico.

El Archivo Municipal y Vilamuseu iniciarán próximamente un nuevo capítulo del proyecto Carrers de Vila dedicado al barrio de San Agustín o de la Bomba, para recuperar la memoria, las historias, fotografías antiguas y todo el material posible de este antiguo barrio, tras el éxito de los dos episodios anteriores, dedicados a la Plaza del Olmo y al carrer Llimons.

Deja un comentario