PROVINCIA.- Los hoteleros invitan al Gobierno a negociar los términos del nuevo programa IMSERSO con urgencia

La reactivación del empleo en las zonas turísticas es el objetivo principal que se debe conseguir.

Se plantea la oportunidad y eficiencia de poner en marcha un programa extraordinario que amplíe tanto las plazas como la dotación económica para maximizar esta reactivación.

Cuando se estima que para el mes de julio todos los mayores de 65 años en España puedan estar vacunados, es el programa de Vacaciones de Mayores del IMSERSO uno de los instrumentos más oportunos para empezar a construir la recuperación del turismo español durante el próximo otoño-invierno.

Así se lo han manifestado los representantes del sector hotelero a través de CEHAT a los responsables tanto de la Secretaria de Estado de Turismo como del IMSERSO. “Es muy urgente que empecemos a negociar cuanto antes los términos de lo que será el nuevo programa del IMSERSO porque las semanas pasan y si queremos tenerlo todo listo para la venta en septiembre no queda mucho tiempo para trabajar”.

Para los hoteleros españoles, “estamos ante una refundación del programa y no hay que olvidar que la base sobre la que se creó sigue siendo la misma: mantener el empleo en las zonas turísticas de España”.
En este año 2021, este objetivo cobra más valor si cabe: el turismo español es la actividad económica más castigada por la pandemia y todos los esfuerzos y proyectos para levantarlo cuando se den las condiciones de seguridad por la vacunación serán pocos. “Poder sacar a los cientos de miles de trabajadores del sector que están en ERTE, reactivar los destinos y toda la economía que se mueve alrededor del turismo es el objetivo principal que debe tener el Gobierno de España. Porque este programa pasa a ser una cuestión de Estado por sus implicaciones a todos los niveles”.

El programa de Turismo Social forma parte de las competencias del IMSERSO pero no es un programa asistencial: es un programa con un claro contenido económico y de política de empleo que ha sido un éxito desde su creación en 1985. En esa fecha formaba parte de las competencias del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social por su esencial objetivo de protección y fomento del empleo en las zonas turísticas durante los meses de invierno.

El sector hotelero cree que es necesario comenzar la negociación del nuevo programa cuanto antes porque, además, sólo de la negociación y del acuerdo entre todos los pilares que forman parte del programa se hará un producto sostenible. “Su trancencendia social y económica no permite perder ni un día”.
El sector ha realizado ya todos los deberes y estudios necesarios para comenzar esta negociación en el momento en que los responsables del Gobierno quieran. Pero no hay mucho margen: hay que tener un plazo de 6 meses para una tramitación óptima por lo que quedan ya poco margen si queremos arrancar en septiembre con la venta de paquetes.

El sector hotelero es el pilar fundamental sobre el que se asienta el programa junto con los destinos:es el factor que ha generado unos índices de satisfacción muy importantes para los clientes, pero que ha sufrido un importante deterioro en los últimos años cuando los gestores del IMSERSO decidieron obviar las recomendaciones del sector y trabajar con un programa que está del todo punto fuera del mercado.
“Se nos abre una oportunidad de oro para realizar la reformulación necesaria para trabajar otros 25 años más, estando seguros de que habrá una demanda más que suficiente para cubrir incluso ampliaciones de cupo y periodos. Para nosotros, esta primera anualidad debería tener un carácter extraordinario, contemplar 1,5 millones de paquetes y poder extenderse en el tiempo hasta que la demanda se haya recuperado de los efectos de la pandemia”.

Los empresarios hoteleros queremos ser muy responsables y estar a lo que los datos aconsejen en cada caso. Pero hay un trabajo que hacer que no puede esperar y es nuestra obligación y la de los nuestros gobernantes tenerlo preparado para que cuando se den las condiciones oportunas no desaprovechar ni un solo minuto y ni un solo turista que quiera viajar.

Deja un comentario