PROVINCIA.- Los hoteleros valencianos insisten en la seguridad del sector y piden un plan de desescalada del cierre perimetral: “No hay que temerle a la normalidad, hay que actuar en el control, rastreo y cerco al virus”

Nos preocupa mucho el mensaje subliminal de ‘’turismofobia de contagio’ que se está transmitiendo a la sociedad.

Los empresarios hoteleros de la Comunitat Valenciana no compartimos el cierre perimetral estricto de las comunidades autónomas para la Semana Santa a la vista de la positiva evolución de las cifras de contagios y la previsión de mejora con la que se trabaja para las próximas semanas.

El presidente de Hosbec Toni Mayor ha indicado que “no podemos tener miedo a la normalidad, que es lo que está atenazando a los políticos. Lo que hay que hacer es disponer de todas las herramientas y recursos en materia de control, rastreo para acorralar los contagios y que no se vuelvan a disparar las cifras”

Pero el sector tiene claro que “si las cifras acompañan, y posiblemente en las puertas de la Semana Santa estemos rozando niveles óptimos no vistos desde hace muchos meses, no hay ninguna razón para seguir limitando la movilidad entre Comunidades”. El sector no se explica cómo sí se permite que 5 millones de valencianos se puedan mover dentro del territorio pero que no podamos recibir en los hoteles 40.000 clientes de otras autonomías que no suponen ningún riesgo por estar en entornos de extrema seguridad y con una trazabilidad garantizada..

El sector insiste en que los hoteles españoles operan con normalidad desde el fin del confinamiento en mayo de 2020 sin que se haya detectado ningún brote, ninguna infracción, ni ningún riesgo asociado a viajes.

Decretar este cierre es trasladar una ‘culpabilidad’ de la transmisión del virus a los movimientos turísticos cuando no hay nada más lejos de la realidad: la Comunitat Valenciana está cerrada perimetralmente desde 25 de octubre lo que no ha evitado una tercera ola con los datos que todos conocemos.

“Nos preocupa mucho el mensaje subliminal de ‘’turismofobia de contagio’ que se está transmitiendo a la sociedad intentando culpar a turistas que hace meses que no viajan de los contagios”, cuando estos contagios se producen, precisamente, en entornos mucho más cercanos como son los ámbitos sociales y familiares.

Esta decisión de cierre por parte de las autoridades españolas es fruto de su impotencia al no tener el marco adecuado de seguimiento, rastreo, cribado, y una manifiesta falta de autoridad para hacer cumplir las normas a quien las incumple semana tras semana sin ningún tipo de consecuencia. “No podemos repetir los errores de la desescalada del año pasado y no

Los empresarios hoteleros exigen al gobierno valenciano que publique cuanto antes el plan de desescalada y “cuál va a ser la cifra a partir de la cual se pueda abrir la Comunitat al exterior: una IA de 50 o la que se determine, pero que sea algo objetivo y respaldado. Nos preocupa mucho que este miedo escénico que tienen los gobernantes se extienda en el tiempo y no quieran abrir cierre perimetral ni durante el verano”.

Por todo esto, ante situaciones excepcionales también se pueden articular soluciones excepcionales: vamos a trasladar los días festivos de la semana santa a las fechas de finales de abril y mayo, cuando ya se haya hecho el esfuerzo final y podamos reactivar la movilidad.

Ni España ni la Comunidad Valenciana podrán jamás recuperarse ni en empleo ni en economía si no se activa el turismo cuanto antes.

Deja un comentario