BENIDORM.- Los sindicatos de la Policía Nacional se unen para defender a un compañero en la Comisaría de Benidorm

Denuncian la actitud de unas personas que fueron alguna vez policías, y buscaron sus intereses particulares, aprovechándose del uniforme para hacer carrera bien en política, bien en empresas relacionadas con la seguridad privada

Somos Policías. Es nuestro trabajo atrapar a culpables, “pillar al malo de la película” y estos se han pillado solos

Todos los sindicatos presentes en la Comisaría de Benidorm, CEP, SP, UFP, han apoyado la nota redactada por el S.U.P. para hacer un frente común ante las acusaciones que se han vertido sobre un compañero en un medio digital ante la entrega de una medalla al mismo, en los actos de la festividad de sus patronos Los Ángeles Custodios. A continuación publicamos dicha nota de prensa con la aprobación y colaboración de todos los sindicatos de policía:

COMUNICADO OFICIAL
Es un orgullo como Policías Nacionales que somos poder escribir y hablar de nuestro querido Cuerpo, aunque por desgracia estemos hoy obligados a defender el honor, la imagen dañada y la profesionalidad puesta en duda, por parte de algún que otro interesado en que esto así suceda.
Desde hace un tiempo se vienen recibiendo comunicados en redes sociales de personas que fueron alguna vez policías, y que en algún momento se olvidaron del significado de la palabra: “Compañerismo” y buscaron sus intereses particulares en otros campos, aprovechándose del uniforme para hacer carrera bien en política, bien en empresas relacionadas con la seguridad privada bien fundando plataformas y observatorios de,… a saber que observan, con una sola idea: enriquecerse económicamente aunque para ello se olvidaran de los valores mínimos, de nuestros principios básicos, de juramentos ante nuestro Código Deontólogico o bandera e intentar alcanzar, sin éxito, esa gloria.
Una vez frustrados esos caminos, envueltos en procesos judiciales, querellas, denuncias, cargos cesados, docenas de procesos todavía pendientes, empezaron a caer más bajo, utilizando insultos, mentiras incluso haciéndose valer de amedrentadores no titulados, que en nombre de ellos y bailando siempre sobre la cuerda floja de lo legal e ilegal, se han sentado durante horas en frente de Comisaría pensando que con su mera presencia causarían intimidación entre los más de 300 compañeros, acompañando a detenidos el día de su juicio para intentar poner nervioso al compañero, tomando notas y haciendo fotos a funcionarios, invadiendo su intimidad en redes sociales personales, o haciendo un simple “me gusta” a una foto familiar, no cometen ningún delito pero si genera a algunos una vulnerabilidad e inseguridad y muchas preguntas: ¿para qué me hacen esto?, ¿Qué pretenden conseguir? ¿quién les habrá facilitado mis datos, mi número de teléfono…? Alguno que otro responde al nombre de Antonio, bien conocido por todos y por desgracia con “amigos” dentro de nuestra casa, y miembro participativo del llamado Observatorio ciudadano contra la corrupción.
Somos Policías. Es nuestro trabajo atrapar a culpables, “pillar al malo de la película” y estos se han pillado solos.
Según el periódico digital “EL CONFIDENCIAL AUTONÓMICO” en noticia de fecha 1 de octubre, con el enunciado: “LA POLICIA PREMIA A UN OFICIAL DE BENIDORM DENUNCIADO POR INSULTOS RACISTAS”, se puede leer claramente, en el resumen antes de que se abra un enlace con dicha noticia el texto siguiente: “FRANCISCO JAVIER ALARCÓN RECIBIRÁ LA CRUZ AL MÉRITO POLICIAL. QUEJAS PORQUE VARIOS CIUDADANOS LATINOAMERICANOS LE HABÍAN DEMANDADO. (publicado a las 01:00 a.m.), más adelante manifiesta que su nombre se omite cuando ya está escrito en el enunciado.
Según este periódico la información viene facilitada por el Observatorio ciudadano contra la corrupción y desde el cual, su presidente, denunció al Oficial ante el Consejo de la Policía por “los métodos a la hora de desempeñar su trabajo” y que dichos comportamientos, “a juicio y valor del observatorio, son incompatibles con la condecoración al mérito policial”.
Desde hace mucho tiempo evitamos enfrentamientos sin sentido que no llevan a ninguna parte, no aportan nada beneficioso al buen hacer de nuestros sindicatos y no entramos a contestar comentarios vertidos en redes sociales. No perdemos tiempo en jugar al juego en el que sabemos que perderemos cuando las reglas son: a ver quien hace más daño a un policía, afectado por una intervención que abre un telediario y está de moda; a ver quién hace más el ridículo insultando y criticando actuaciones, cual jueces, como si importase su opinión; a ver a quien se le olvida antes que somos policías y perdimos todo tipo de valores y educación, pero, por otro lado, nos sobra moral para predicar con nuestros ejemplos y consejos, cuando ni si quiera se sabe que colores lleva un zeta. A esto nosotros, no jugamos.
Hoy rompemos nuestra norma de callar, guardar silencio y responder. Hoy salimos a la defensa por todos y cada uno de los condecorados este año. Por nuestro compañero el Oficial de Policía Fco. Javier ALARCON, injustamente criticado por este periódico, sin ni siquiera informarse de lo que publican (pendiente de valoración judicial) cuando una denuncia, sin fundamento, recogía hace meses las firmas de varios clientes de una discoteca de la ciudad, que tras una entrada y registro policial y proponerse el cierre de la misma, estaban molestos con la multa y el cierre. Dicha denuncia se archivó en el Juzgado de Instrucción núm. 1, volviéndose a retomar el procedimiento administrativo, para su cierre y una cuantiosa multa económica, paralizado por esta denuncia, la cual contenía firmas con datos duplicados, números de identificación que no se correspondían con el nombre, más de la mitad con antecedentes policiales y apenas llegaba a la centena, e incluso existe una denuncia de un trabajador del local el cual manifiesta que “se ofrecía copas gratis a cambio de firmar y poner el nombre”
Todos sabemos lo difícil que es este trabajo y aunque las condecoraciones no se otorguen, en muchos casos, a quien verdaderamente lo merece, ya que priman intereses políticos, el amiguismo, etc, es un reconocimiento aplaudido por todos. Estas recompensas para nuestros compañeros y amigos en Benidorm tienen el valor de admiración por parte de la gran mayoría y se merecen total respeto.
Queremos haceros llegar esta máxima. Defendemos lo justo, defendemos a nuestros Policías. No permitiremos que se ensucie el trabajo, la imagen y la seguridad de nuestros compañeros. Nos apoya la superioridad. Nos valemos de lo que cualquier policía defiende y lo queremos poner en práctica contra esta gente, la LEY y la JUSTICIA.
VIVAN LOS SANTOS ÁNGELES CUSTODIOS, VIVA LA POLICÍA
Enhorabuena a todos, evitamos con desgracia usar vuestros nombres, sobra decir porque, lástima que el de uno de vosotros se haya utilizado para publicidad gratuita de un circo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario