L’ALFAS.- La portavoz del PP cuestiona ahora a su propio compañero de partido y bancada Carlos Galiana

Maite Huerta, portavoz del grupo municipal del PP de l’Alfàs del Pi, pide un expediente de licencia de obra por registro municipal, abierto y cerrado cuando gobernaba su partido, el Partido Popular, poniendo en el punto de mira con semejante petición a sus compañeros de filas Gabriel Such, Carlos Galiana e Isabel Davó que por entonces ostentaban el poder municipal.

“Huerta arremete contra los suyos” según el portavoz del gobierno del Ayuntamiento de l’Alfàs, el socialista Toni Such “a través de una batería de instancias presentadas por registro para así plantear nuevos contenciosos administrativos contra expedientes y también contra concejales” afirma Such “como indican las solicitudes directas sobre el patrimonio de la concejal Isabel Davó” en estos momentos concejal independiente de CPA’S pero antaño miembro del equipo de gobierno del PP.

La portavoz de grupo municipal del PP de l’Alfàs, Maite Huerta, decide desmarcarse de su compañero de bancada Carlos Galiana, y cuestiona un expediente de licencia de obras, iniciado en 2003 y finalizado en 2006, es decir, un expediente abierto y cerrado antes de que gobernasen los socialistas y llevasen las riendas del municipio sus compañeros Gabriel Such, Carlos Galiana e Isabel Davó..

Huerta ha pedido por registro de entrada el acceso, consulta y visualización de la documentación, “abriendo una grieta en medio del mismo Salón de Plenos, para escenificar públicamente, el distanciamiento existente con quien hasta hace pocos meses era portavoz adjunto del PP”, según ha manifestado el concejal portavoz del gobierno del PSOE del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, Toni Such.

“En el mismo paquete de agraviados están incluidos el otrora alcalde, Gabriel Such, y la concejal Isabel Davó, por entonces miembro del equipo de gobierno del PP contra quien apunta directamente interesándose por su patrimonio”, ha manifestado Toni Such, que interpreta esta “salida de pata de banco” como la estrategia de huida hacia adelante “de una líder cuestionada por sus correligionarios con miedo a perder su sillita”.

“Iniciativas pocas pero zancadillas todas y para todos, ahora intentando sembrar la duda entre quienes piensa podrían hacerle sombra dentro de su propio partido”. Es la lectura que hace el portavoz del gobierno del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, el socialista Toni Such, a la petición “sorprendente de la señora Huerta de pedir a estas alturas de la legislatura un expediente de licencia de obras de cuando gobernaba Carlos Galiana, su compañero en estos momentos de partido y bancada popular en el Salón de Plenos” con Gabriel Such al frente de la alcaldía. Un expediente que arranca en un solar donde en su día había un camping, propiedad un 60 % de una conocida familia alfasina y otro 40 % de un holandés. A todo esto la portavoz del PP de l’Alfàs no cesa en su “bombardeo de solicitudes de más y más documentación a este Ayuntamiento”, añade Such “campaña de paralización, desprestigio, acoso y derribo de la administración local”. Un proceder que los Juzgados ya le han advertido “va contra derecho por antisocial y abusivo”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario